051-951621633
enes

Tour Taquile o Amantani o LlachónAPE - 206

En esta excursión se visitan las islas de Amantaní o Taquile; así como la península de Llachón. Todos estos lugares están ubicados al Este de la ciudad de Puno y en el Lago Grande. En todos los casos, se aprecia un estilo diferente de vida, normado por costumbres ancestrales.

Recorridos:

Como característica principal de cada Isla, se aprecian en Taquile los tejidos de una calidad comparable solamente con los telares de Paracas o Egipto y en Amantani, encontramos como expresión natural el arte de tallar la piedra.  Esta excursión, incluye a más del almuerzo, una visita a las Islas Flotantes de los Uros pues estas quedan en la ruta de navegación que se utiliza.

La Isla de Taquile

Taquile es una isla fascinante, la población masculina viste atuendos tradicionales muy coloridos, los cuales son confeccionados por ellos mismos. Los Taquileños son de origen quechua y mantienen sus tradiciones, organización e identidad.

La isla tiene una longitud de alrededor de 6 a 7 kilómetros y mantiene varias laderas con las antiguas terrazas Incas aún en producción gracias a su clima especial. Los visitantes pueden caminar por los alrededores explorando las ruinas incas que allí se encuentran, sus casas nativas y disfrutando del paisaje y ambiente que allí se disfruta.

  • ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA.- La Isla de Taquile está dividida en 6 Suyos o parcelas comunitarias. Anualmente cada Suyo designa un representante para el Consejo Insular y que por tradición recae en los vecinos más antiguos. El Consejo Insular integrado por 6 miembros, elige a su presidente y es este Consejo la máxima autoridad administrativa de la Isla y propone ahora al Teniente Gobernador, al Agente Municipal y al Sargento de Playa, como funcionarios auxiliares con atribuciones específicas. Estas designaciones se renuevan anualmente. Pero, a pesar de estos giros contemporáneos, la Isla mantiene con mucho celo sus ancestrales costumbres de honestidad, trabajo y respeto mutuo, en estricta observancia a las conocidas leyes del Incanato: AMA SUA, AMA Q´ELLA y AMA LLULLA (No ser Ladrón, No ser Ocioso y No ser Mentiroso). Tanto que nunca se han registrado robos y los isleños se jactan de respetar lo ajeno, especialmente de los visitantes, algunos de los cuales, si en algún descuido olvidan algo, seguro que de inmediato será restituido o devuelto por los propios Taquileños.
  • ACTIVIDADES ECONOMICAS.- Se concretan principalmente a la agricultura y la textilería. La primera les sirve para su autosostenimiento; pero es la textilería  la que destaca por la extraordinaria habilidad y excelente calidad de sus tejidos. Los Taquileños sostienen que son los herederos oficiales de los Incas, como tejedores y aseguran que sus ancestros surtían de ropa a las cortes Incas, esta tradición debe ser cierta, por que aún hoy en día es muy difícil  encontrar en todo el Perú, tejidos y ropas de la finura y textura con la que elaboran lo suyo estos Isleños. Al decir de entendidos en la materia, los tejidos Taquileños nada tienen que envidiar a los mantos de Paracas o a los tejidos Egipcios, no solo por la policromía de sus colores, la variedad de sus formas, sino hasta por un oculto ideograma  que transmiten en las prendas que fabrican.
  • OTROS ASPECTOS.- Mencionamos su folklore, especialmente su música de corte solemne y su no menos famosa danza de los Ayarachis de Taquile, que lucen en la fiesta patronal del Apóstol Santiago, la que celebran desde el 25 de Julio hasta el 1ro de Agosto de cada año; en una fecha que también coincide con la elección de los nuevos futuros miembros de su Consejo Insular, el que asumirá funciones en Año Nuevo. En esos meses que anteceden a la toma de cargo, los elegidos toman su tiempo para familiarizarse con sus responsabilidades. Son excelentes navegantes, pescadores y también constructores de embarcaciones de madera, las mismas que construyen en sus astilleros artesanales. Ahora disponen de una pequeña flota de lanchas para el transporte diario de pasajeros locales y turistas y carga.

Finalmente los Taquileños han acondicionado en sus casas rústicas alojamiento con servicio de comedor para recibir a sus cada vez más numerosos visitantes.

La Isla de Amantaní

Ubicada a unos 40 Km. al este de la ciudad de Puno, ocupando una extensión de unos 9 Km. Existe un embarcadero construido por los mismos lugareños y desde allí se accede al centro del poblado por una suave pendiente.

La Isla es la capital del distrito del mismo nombre, que comprende en su jurisdicción municipal a la Isla de Taquile, donde tienen una Agencia Municipal con su representante distrital. La administración de la Isla, está presidida por el Alcalde distrital, junto al cual están: un Gobernador y los representantes de las 8 comunidades en que está dividida la Isla.

Esta Isla, al igual que Taquile, ofrece una variada vegetación de flora silvestre, entre las que destacan las kantutas que son flores oriundas de toda la región Altiplánica pero que en Amantani tienen una apreciable profusión.

Entre las principales actividades económicas de los pobladores, están la agricultura y la pesca; pero igualmente, sus habitantes son muy conocidos por su habilidad para trabajar en piedra, así como en la fabricación de cestos de paja. En esta Isla también son famosas la comercialización de guijarros blancos y negros que sirven para empedrar los patios de las casas puneñas.

La Isla de Amantani se ha organizado muy bien para recibir  a los turistas, a quienes se les ofrece alojamiento en casas previamente seleccionadas por su orden y limpieza. Son igualmente muy respetuosos y honrados.

Los Amantaninos son también muy apreciados por que entre ellos están los más famosos curanderos de la región, agrupados en una pequeña cofradía encargada de mantener esta tradición de padres a hijos y conservar así mismo la intangibilidad física y esotérica de los templos ceremoniales de la Pacha Mama y del Pacha Tata. Cerros tutelares en cuyas cumbres ofician ritos para alejar los malos espíritus, llamados ánimas de los abandonados, a sus tótems tiahuanaquenses que existen en estos lugares ceremoniales. Además de estos vestigios Pre-Incas están también los restos de antiguos gentilicios conocidos como la Incachincana y la Inca Tiyana (Escondite de Incas y Asientos del Inca).

Distancias: Taquile 72 Km. Amantaní 80 Km, Llachón 68 Km. Duración: 9 Horas. Salidas: 07:00.

  • Traslado hacia y del muelle de Puno
  • visita a las islas de los Uros
  • guía
  • lancha estándar
  • entradas
  • almuerzo en restaurante local.
  • llevar calzado cómodo
  • ropa de abrigo
  • bloqueador solar
  • lentes oscuros
  • sombrero.